DIY: Cómo asumir tu cumpleaños y no morir en el intento

Horror. Ya está aquí. Tu cumpleaños. Pero otra vez?? Recuerdas perfectamente que hace unos cuantos meses (12 si no cuentas mal) ya cumpliste años, así que no ves el objeto de que te vuelva a pasar. Justo cuando te estabas empezando a acostumbrar, vas y cumples otro, con la maravillosa consecuencia de que cada vez que te pregunten la edad, vas a tener que detenerte a pensar como si no te la supieras, pareciendo ligeramente retarded (true story). Lo que te faltaba…

Pero bueno, vamos a serenarnos. Ya sabías que este día tenía que llegar, así que vas a intentar tomártelo por el lado bueno (que ya verás como alguno hay). Y cómo descubrimos los lados buenos?? Pues haciendo listas.

Ventajas en la ofi

- Hoy tienes la excusa perfecta para pasarte el día hablando por teléfono. Cierto es que las conversaciones versarán sobre tu inminente vejez, pero puedes intentar redireccionar los temas hacia cotilleos varios que no te afecten. Con tus amigos puede que cuele, con tu abuela no, así que déjalo estar.

- Hoy y sólo hoy (y si eres un poquillo jeta, que sabes que sí) tendrás la excusa perfecta para entrar un pelín más tarde, irte un pelín antes y tomarte más tiempo para comer. En realidad esto no tiene por qué ser así, pero al menos lo puedes intentar. Y ten en cuenta que tiene la parte mala de tener que ir contándole a la gente que es tu cumpleaños, cuando siempre has alardeado de ser intemporal como las esfinges. Pero bueno, es un incordio tolerable.

Ventajas en las tiendas

- Hay simpáticos comercios que hoy te regalarán cosas, así que por una vez le encontrarás sentido a esa tarjeta de fidelidad que te hiciste hace 5 o 6 años y que nunca llegaste a descubrir para qué servía.  Lo malo es que cuando vayas a por el regalo, o a utilizar el descuento, puede ser que te acabes gastando más de lo que estaría dentro de los límites de lo razonable, pero chica, un día es un día.

Ventajas en los bares/restaurantes/sitios de comer

- Hoy por ser hoy, nada de lo que comas tendrá calorías, ni engordará ni contribuirá a aumentar el perímetro de tu pandero. Es un misterio místico, cuya razón nadie conoce, pero que es así. Todo el mundo sabe que el día del cumple de una, el chocolate es diurético e increiblemente adelgazante, así que no te cortes.

- Hoy y sólo hoy, podrás arrastrar a cualquier amigo/pariente/whatever de fiesta (más o menos controlada, para gustos los colores) porque es tu cumple. Y todos sabemos lo bien que viene tener una excusa para ir de vinos entre semana más allá de “es que… es miércoles”.

Ventajas en general

- En este día especial te van a regalar cosas!!! Y ya sabemos que las cosas no dan la felicidad, pero hacen mucha ilusión, sobre todo cuando estas en proceso de independizarte y te acabas de dar cuenta del precio inhumano que tienen las cucharas (que parece que están hechas de oro y diamantes las muy…), que en contra de lo que venías creyendo desde tu más tierna infancia, no crecen en los cajones de la cocina. Y esto es aplicable, a toallas, sábanas, sartenes…

- Hoy te sentirás la mas popu del cole. Más que nada, porque nuestro gran amigo facebook se encargará de comunicar a todos y cada uno de tus contactos que deben detener sus vidas y regocijarse porque es tu cumpleaños, así que te llenarán el wall de mensajes y fotos de perritos, por lo que podrás estar un buen rato sintiéndote prota de las redes sociales como si fueras Miley Cyrus pero en plan sin la (evidente) posesión diabólica que sufre.

Y finalmente…

Hoy deberías estar contenta, porque sí, lo has conseguido. Estás cambiando tu vida para el lado que quieres (sin prisa pero sin pausa) así que deberías celebrar que has logrado aguantar otro año más con vida a pesar de a) tu trabajo; b) el fueguito que te das los findes; y c) el trauma horrible del flequillo manga que te hicieron que perfectamente te podría haber llevado al suicidio.

Y si con esto aún no te quedas convencida, recuerda que la alternativa a cumplir años es acabar dos metros bajo tierra, lo que en principio atractivo lo que se dice atractivo no es. Así que píntate el ojo, cómete un cupcake y grita bien alto: He cumplido veintiiiiii… varios, y estoy orgullosa de ello!